miércoles, 2 de enero de 2013

LA ADIVINACION. ¿INSPIRACION PARANORMAL?






En cada generación, hay adivinadores. Personas que logran vislumbrar hechos por venir y lo anuncian en forma de profecías. Desde que el mundo es mundo, los profetas han jugado un papel crucial en la historia.
En la antigua Grecia, los poderoso acudían a Delfos, donde el Oráculo, una sacerdotisa llamada Pitia (de ahí se deriva la palabra pitonisa),  le refería al Dios Apolo su preguntas.   
En la Biblia, encontramos a los profetas, que se presentaban como intermediarios entre Dios y los hombres. Profetas como Moisés, el Rey David, Isaías, Daniel y Zacarías profetizaron entre otras cosas, la llegada de un Mesías.
El profeta más famoso (hasta el momento) ha sido Michel de Nostradamus. Nació en Francia, y sus dotes como sanador combatiendo la mortal peste, le pusieron en la mira  de  los sacerdotes de la terrible Inquisición, quienes lo acusaron de hereje.
Sabiendo que se jugaba la vida, es por eso que Nostradamus escribió sus profecías en forma de Cuartetas, versos a veces crípticos, que predecían hechos hasta el año 3, 797, cuando según Nostradamus, se produciría el fin del mundo.
Según los entendidos, Nostradamus predijo la muerte del rey Enrique II, la  llegada de Napoleón, la subida de Hitler al poder, la bomba de Hiroshima, Juan Pablo II, y más recientemente, el terremoto  que ocurrió el 20 de Mayo del 2012, en Italia.
Otro adivinador que pasó a la historia como el profeta por eminencia del siglo XX, fue benjamín Solari Parravicini. Este artista plástico que nació en Buenos Aires en 1898, realizo sus profecías a base de pictografías, dibujos que acompañaba con frases o versos, siempre seguidos por la fecha en que fueron hechos.
¿Que vio Parravicini...?  Desde lo sublime, a lo mundano.
En 1938, dibujó la figura de un perro, con lo que hoy sabemos es una nave espacial descendiendo en un paracaídas. Escribió: “El can será el primer volador.” En 1957, los rusos enviaron el primer astronauta al espacio: La perra Laica, casi idéntica al dibujo.
En 1937, dibujó lo que claramente puede interpretarse como Fidel Castro, con largo habano y negra barba, y escribió: “Cabeza de barba que parece santa, mas no será y encenderá las Antillas.” Predijo la llegada de Castro con 23 años de anticipación!
 Pero: ¿de dónde provienen estas visiones? Muchos estudiosos creen firmemente que estas visiones del futuro tienen su origen en el plano espiritual, y que son los seres de luz, los guías, los espíritus, los que envían estos mensajes.
Desde niño, Parravicini afirmaba hablar con los ángeles. Es mas, su padre, que era siquiatra, alarmado al ver que su hijo hablaba con amigos invisibles y duendes, lo sometió a todo tipo de estudios médicos, que no mostraron enfermedad mental alguna.
Tanto él como Nostradamus entraban en estado trance, antes de realizar los pictogramas o escribir las profecías.
Parravicini rezaba varios Padre Nuestros y Ave Marías, antes de que sus ojos se le pusieran en blanco, y su mano comenzara a dibujar.
Nostradamus, quien se estima era de ascendencia judía, estudio la Cábala , entro en contacto con los místicos Sufíes, y para entrar en trance empleaba el metido de la contemplación de la llama o el agua, y la técnica de Branchus, que consiste en sentarse en un trípode de bronce y contemplar un bol de bronce con agua y aceites y especias.
Todo, para abrir los canales de comunicación, y oír.
¿Por qué nos avisan?
A veces, es para evitar grandes catástrofes.
En 1889, el capitán de la marina mercante Morgan Robertson escribió “futilidad- el hundimiento del titán”... Una novela  que plasmo  casi al pie de la letra la tragedia del Titanic, 14 años antes de que se produjera  el trágico  naufragio … y una novela,  que desde un principio aseguro no surgió de su imaginación, sino que fue dictada por guías espirituales .  
A veces, dicen los expertos, para prepararnos.
Tal pareciera que la cantante Jenny Rivera, vio su muerte.
Compuso una canción explicando paso a paso, como debía de ser su funeral.
Se reconcilio con sus seres queridos. Y escribió una carta , que debía ser leída después de su muerte. Todo, pasos que toma una persona que se enfrenta a una  enfermedad terminal, que no era el caso de Jenny.
O alguien a quien ya, desde el mas allá, le han anticipado… que su hora esta cerca.
Todos viajamos en esta vida acompañados de espíritus guías. Ellos son nuestra intuición, nuestro sexto sentido, nuestras banderas de aviso, de peligro.
Nuestro libre albedrio nos permite escucharlos o ignorarlos. 

Para consultas privadas escribenos a: admin@hechizospracticos.com 
Visiten nuestra pagina de Facebook: www.facebook.com/hechizospracticos 
Vean sus videos en YouTube: www.youtube.com/hechizospracticos 
Visiten nuestra tienda: http://hechizospracticos.com



 




No hay comentarios:

Publicar un comentario