miércoles, 2 de enero de 2013

Año nuevo. ¡Aumento de sueldo! Como endulzar al jefe con miel y canela.







Este es el momento de hacer los propósitos de año nuevo. Yo siempre los hago después de limpiar bien la casa, tanto energética como físicamente, y después de limpiar bien la mente.
La casa la limpio con incienso. Hierbabuena, albaca, son las mejores hierbas para ello, no hay entidad negativa que se les resista. Siempre hay que comenzar la limpieza de atrás hacia delante, es decir, desde la puerta trasera, hasta la puerta de la calle, que hay que abrir para que todo lo malo se vaya. Un dato importante, presten especial atención al humo. Cuando vean que el humo pierde intensidad, allí es donde más falta hace... Donde el humo corre bien, no hay grandes bloqueos energéticos.
Después tenemos que limpiar la mente. Meditación,  baños de mar, o de agua salada y oración, ayudan a despejar esas energías estancadas,
Una vez recargados energéticamente,  estamos listos para hacer nuestra lista de propósitos. Y si en esa lista esta pedir un aumento de sueldo, aquí estoy yo para ayudarlos.
Aquí voy a echar mano a un  ritual de endulzamiento, cuya base es la miel. Aunque ya estamos dejando el año 2012 atrás, y creo que ya hemos hablado quizás demasiado sobre los Mayas, no puedo más que ceder ante la tentación de contares que los Mayas creían firmemente que la miel  restauraba el hun oi, que era el bienestar y la armonía de los corazones.
Este ritual a base de miel y canela es uno fácil, rápido y sencillo, que todo el mundo debe de hacer, antes de sentarse frente a su jefe o jefa, y pedir ese aumento o esa promoción.
Este encantamiento me gusta mucho, porque a todo el mundo le beneficia tener una relación laboral más dulce.
El ritual  comienza como muchos, escribiendo en un papel de cartucho el nombre del jefe… escriban el nombre completo, con apellidos, primer y segundo nombre si lo saben, y si pueden añadir la fecha de nacimiento, mejor aún.
Seguidamente, escriben su nombre en otro papel, y ese papel se coloca sobre el del jefe (o jefa)  formando una cruz. 
¡Ojo, no se les ocurra poner los papeles uno sobre otro horizontalmente, a no ser que quieran que el jefe se enamore de ustedes!
Luego, se le añade miel, elemento imprescindible en los rituales de endulzamiento.
Aquí, se hace esta invocación” que así con esta miel, yo endulzo la mente de mi jefe hacia mí, sus pensamientos, que cuando yo hable para él, que cuando lo mire, que así todo lo que yo pida me lo conceda”.
Ya en estos momentos debemos de tener una cruz perfecta, les recomiendo que vean bien el video del ritual, ya que la colocación de los dos papeles es crucial, al igual que la forma en que se debe de esparcir la miel.
A continuación  tomaremos el azúcar morena y la espolvoreamos sobre la miel diciendo “con esta azúcar morena  invocando a las potencias de endulzamiento y de luz, yo endulzo a mi jefe para mí, lo amarro para mi, y que todo lo que yo pida me sea concedido ”..
Seguidamente  añadimos canela invocando:  “que nunca haya un obstáculo entre yo y mi jefe...que todo se dé entre nosotros con amor y con dulzura, para que todo lo que yo pida en mi trabajo me sea concedido”.
Finalmente, añadimos bolitas de azúcar de diferentes colores, para simbolizar la alegría, invocando “para que  así como yo pongo estas bolitas de colores, para que siempre entre yo y   mi jefe haya mucha alegría y nunca pueda haber ninguna discusión”.
Todo ritual siempre debe de ser bendecido, o consagrado,  eso sella la magia. A mí me gusta usar el incienso, es algo ancestral, usado por siglos y por todas las religiones. 
Se  dice: “que este ritual de endulzamiento y amarre de mi jefe hacia mí, sea a partir de este momento bendecido, en el nombre de las energías de luz universal”.
Ya la ofrenda esta lista. Hay que tenerla en nuestro hogar durante cinco días, siempre con una vela encendida. Y después de los cinco días se tiene que llevar a un rio, donde se echara junto con cinco centavos.
 Apresúrense y hagan este ritual. El año 2013, numerológicamente hablando, es un numero 6. Esto significa problemas. Angustias. No va a ser un año fácil, así que necesitamos toda la dulzura posible. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada