miércoles, 26 de marzo de 2014

¡Llegamos a la primavera!



Es la estación de renacimiento, crecimiento, fertilidad y Amor con mayúscula.
Todo en la creación se agita en la primavera. La naturaleza se sacude del largo invierno y abre los brazos a lo nuevo, a lo floreciente,  al sol, a la brisa .
Así que los humanos tenemos que ser igual de sabios y renovarnos energéticamente, comenzando por nuestros hogares.
Lo primero que hay que hacer es limpiar, limpiar, limpiar. Vital, hay que tener las ventanas limpias ya que una ventana sucia te nubla el entendimiento y el sentido común, al evitar ver la vida con claridad.
La puerta de entrada es clave, por allí entra la energia vital de la casa y los moradores. El frente de la casa debe de estar impecable y los picaportes hay que limpiarlos todos los días, ya que absorben la energia de quien los toca.  
Hay que vaciar gavetas y tirar todo lo que no sirve, está roto, caducado , vencido, usado o no tenemos ni la remota idea de por qué lo compramos o para que sirve.
Hay que buscar todas esas garantías que ya se vencieron, o las  instrucciones para el VCR que ya no existe o la cafetera que ya se rompió, y tirarlos a la basura.
Hay que vaciar el refrigerador y limpiarlo de arriba abajo.
Lo mismo con el botiquín. Toda medicina que ya no usamos, esta vencida o esta tan vieja ni nos acordamos para que servía,  a la basura. El estado de nuestra salud está directamente vinculado a como fluye la energia en el cuarto de baño.
En  los cuartos, hay que vaciar debajo de las camas. La energia debe de poder fluir libremente.
Este es el momento de acabar con las cosas amontonadas: libros en el suelo, ropa en las sillas, papeles, sobres, revistas. Si ya  lo leíste tíralo ,si lo usaste cuélgalo, si no tienes espacio para mas, deja de comprar. Cambia las bombillas fundidas y tira toda flor o planta muerta o mustia.
Mañana hablaremos sobre como renovar la energia esta primavera para atraer el amor a nuestras vidas.
Pero antes, quiero recordarles, una vez más,  las reglas básicas de magia.
Cuando hacemos un amarre, estamos usando y manipulando energia. Estamos pidiendo la intercesión de espíritus guías o deidades   que se manifiestan a través de energia.
Si después de que yo hago un trabajo, algunos de gran envergadura, las personas usan veladoras pre magnetizadas, hacen amarres de rompimiento, o incluso usan ciertas músicas tibetanas, pueden cortar lo que yo estoy haciendo.
Todas las semanas me llevo las manos a la cabeza, cuando alguien me dice que han hecho.  
Hoy la magia es muy democrática, antes era masa exclusiva, pocas personas tenían acceso a ella.
Ahora la internet está repleta de información, buena, regular y francamente terrible. Cualquiera puede adquirir productos dotados ya de carga mágica y usarlos… pero no siempre se usan correctamente, o en el momento idóneo. Es como entrar en una farmacia y poder comprar todo sin receta, no todas las medicinas se pueden tomar juntas.  Por separado son buenas, pero juntas pueden matar al paciente.
Lo mismo con la magia, los amarres que cortan , lo cortan todo. Por eso se hacen primero los amares de rompimiento o revocación y luego los otros, y siempre teniendo en cuenta  lo que se hizo antes y que elementos se emplearon.
¡Por favor, no hagan  nada sin consultar conmigo! ¡Yo respondo todas y cada una de las preguntas que me hacen por facebook y por e mail, no tienen  excusa! Con los endulzamientos no hay grandes problemas,   pero mas allá, por favor consulten.
Y como  siempre, estoy aquí para ayudarlos.   
Las consultas es la forma más rápida y directa de llegar a la raíz de los problemas. Cada consulta dura 45 minutos, y allí leo las cartas, veo el pasado, presente y futuro de la persona, su cuadro astral, y las energías que están afectándola.

Si hay algún amarre, hechicería, mal de ojo, todo se detecta.

Para consultas privadas escribenos a: admin@hechizospracticos.com
Visiten nuestra pagina de Facebook: www.facebook.com/hechizospracticos
Vean sus videos en YouTube: www.youtube.com/hechizospracticos
Visiten nuestra tienda: http://hechizospracticos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario